loader image

La rueda de colores: Bree Davis!

¡Es un honor estar hoy con vosotros para hacer otro taller con Wooga! En mi primer vídeo, hablamos sobre el uso de la rueda de colores para resaltar las escenas. Dario me pidió si podía hablar un poco más sobre este tema en un artículo.

Empecemos. Intenté recrear una rueda de colores usando las flores y los árboles que los talentosos artistas de Wooga crearon para nosotros. ¡Por suerte, finalmente tenemos un árbol azul para completar la rueda de colores!

 

La rueda de colores es la mejor amiga de un jardinero que aspira a crear una paleta de jardín agradable. Se basa en los tres colores primarios: rojo, amarillo y azul. Una rueda completa se parece a un arcoíris, con rojo y naranja junto al amarillo, seguido de verde, azul, morado y violeta. Una paleta de colores cálidos va del rojo al verde chartreuse. Una paleta de colores fríos va del verde al violeta.

 

 

Para elegir colores complementarios, elige dos colores que sean opuestos directos entre sí en la rueda de colores. Por ejemplo, rojo y verde o amarillo y violeta o naranja y azul. Las flores siempre se ven más brillantes cuando se combinan con un tono complementario.

 

 

 

Colores monocromáticos. Un simple toque de color puede crear un gran efecto. Al mantener todas tus plantas con el mismo tono, puedes variar los tonos eligiendo flores que ofrezcan el mismo color de floración pero con distinto follaje, alturas o formas…, o que pasen de las más oscuras a las más claras.

 

 

 

 

Colores análogos. Esto es cuando eliges colores que no están separados más de dos tonos en la rueda de colores, como rojo con naranja o azul, o verde y amarillo.

 

 

 

 

Complementarios divididos. Aquí eliges un color principal y su opuesto en la rueda de colores. Luego, mira los dos tonos a cada lado de los dos tonos principales elegidos. Si eliges el naranja, por ejemplo, su complementario es el azul; sus complementarios divididos son, por lo tanto, el verde y el morado.

 

 

 

 

Dobles complementarios divididos. ¿Quieres probar algo más avanzado? Para dar un toque de variedad a tu jardín, puedes usar dos pares de complementarios: elige dos colores adyacentes (por ejemplo, naranja-amarillo más rojo) y elige sus complementarios en la rueda de colores (en este caso, violeta y verde).

 

 

 

 

Echemos un vistazo a una paleta de colores principalmente fríos. Al usar mucho rosa con verde, su complementario, para el exterior de mi escena, atraigo la atención al centro, combinando amarillo y violeta con rosa y verde para crear un dúo de complementarios para la primera impresión.

Si prefieres complementarios o monocromáticos, seguramente crearás un suntuoso jardín con una explosión de color gracias a este magnífico conjunto floral.

 

Gracias por invitarme hoy. Espero ver vuestras deslumbrantes creaciones florales. Pasadlo bien, manteos inspirados y ¡divertíos con Pearl!

Adiós 👋

 

Showing 2 comments
  • Ananda Amparo Ivars
    Responder

    Love it

  • Lorna Celedon Acevedo
    Responder

    Preciosos los ejemplos que das Bree Davis. Me encantaría llegar a recrear tan hermos combinación de parterres.

Dejar un comentario